DETALLE DEL DECRETO Nº 846/19
Nº de Decreto 846/19 
Expediente  
Ministerio MINISTERIO DE SEGURIDAD 
Modifica a  
Modificada por  
Derogada por  
Referencia  
Título DISPONE DESTITUCIÓN POR EXONERACIÓN. CABO ABEL NERI YUGRA. POLICÍA DE LA PROVINCIA. 
Nº Boletín 20531 
Fecha de Sanción 24/06/2019 
Fecha de Publicación 27/06/2019 
Descripción



SALTA, 24 de Junio de 2019

DECRETO Nº 846

MINISTERIO DE SEGURIDAD

Expediente Nº 0140044-24.634/2016-0 y agregados.

VISTO
el expediente de referencia relacionado con la sanción de destitución por exoneración, que se propone aplicar al Cabo de la Policía de la Provincia de Salta Abel Neri Yugra; y,

CONSIDERANDO:

Que las presentes actuaciones se iniciaron a raíz del informe del Departamento de Infantería, a través del cual se dio a conocer que el Cabo Abel Neri Yugra no se había presentado a tomar servicio el día 08 de febrero de 2.016, indicando luego que obedecía a que el mismo se encontraba detenido en una dependencia policial en la localidad de Humahuaca, Provincia de Jujuy, por haber lesionado con un arma blanca a su esposa, la señora Soledad Rivero. Asimismo, se hizo constar que el agente a la fecha 30 de enero de 2.016 había solicitado carpeta médica por el artículo 28º del Decreto Nº 1.950/1.977, ampliando la misma el día 01 de febrero de 2.016;

Que en fecha 08 de febrero de 2.015 se ordenó la detención del mencionado agente, y el 19 de agosto de 2.016 el Tribunal en lo Criminal Nº 2 del Poder Judicial de la Provincia de Jujuy, resolvió hacer lugar al acuerdo arribado con el señor Yugra y condenar al mismo a cumplir una pena de tres años de prisión en cumplimiento efectivo, por resultar ser coautor material y responsable del delito de Lesiones Graves Calificadas por la calidad de la víctima, previsto y penado en los artículos 90º y 92º en función del artículo 80º inciso 1) del Código Penal de la Nación;

Que dicha sentencia fue dictada en la causa “Yugra, Abel Neri: Homicidio Calificado por la calidad de la víctima en grado de tentativa. Humahuaca”, expediente Nº 121/16 del Tribunal en lo Criminal Nº 2;

Que a fs. 181/183 obran las conclusiones sumariales en las que se aconsejó la aplicación de la sanción de exoneración de la Institución Policial, y a fs. 184, la Oficina de Asuntos Internos emitió el Dictamen Nº 009/2.019 en igual sentido;

Que en este contexto, corresponde decir que, la responsabilidad administrativa, que se hace efectiva a través del poder disciplinario, aparece cuando el agente comete una falta de servicio, transgrediendo reglas propias de la función pública (Marienhoff, Miguel S., “Tratado de Derecho Administrativo”, Tomo III-B, pág. 409, Ed. Abeledo Perrot, Bs. As. 1998.), siendo que este poder disciplinario estatal fue ejercido, en el presente caso, mediante la instrucción del Sumario Administrativo, conforme lo ordena el Artículo 190º, inc. a) del Decreto Nº 1.490/14 -Reglamentación de la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia de Salta-, al tratarse de una falta muy grave;

Que de las constancias de autos, en particular de las agregadas en las presentes actuaciones como los informes del Departamento de Infantería, de la Dirección General de Recursos Humanos, copia del Expediente Nº 31.337/16 de la Fiscalía de Investigación Penal Nº 8; informe de relevancia del Departamento de Infantería, entre otros, surge que el sumariado incurrió en una falta muy grave. A dichas probanzas se suma el Oficio Nº 439 del Tribunal en los Criminal Nº 2 del Poder Judicial de la Provincia de Jujuy obrante a fs. 105, librado en la causa 121/16: “Yugra, Abel Neri: Homicidio Calificado por la calidad de la víctima en grado de Tentativa, Humahuaca”, del que surge que con fecha 19 de agosto de 2.017 dicho Tribunal resolvió hacer lugar al acuerdo arribado con el señor Yugra y condenar al mismo a cumplir la pena de tres años de prisión en cumplimiento efectivo, por resultar ser coautor material y responsable del delito de Lesiones Graves Calificadas por la calidad de la víctima, previsto y penado en los artículos 90 y 92 en función del artículo 80 inciso 1) del Código Penal de la Nación;

Que en ese marco, resulta de aplicación la última parte del artículo 96º del Decreto Nº 1.490/2.014, reglamentario de la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia Nº 7.742, que establece “si existiere condena del funcionario en juicio criminal, no podrá objetarse en sede administrativa la existencia del hecho principal que constituyó el delito, ni la culpa del condenado (sic)”;

Que además, corresponde decir que los hechos que le atribuyen al sumariado por sí solos comportan una conducta grave y resultan absolutamente reprochables teniendo en cuenta los fines propios de la institución policial, los que no pueden quedar impunes, pues, transgreden deberes fundamentales de todo policía como evitar todo acto que comprometa gravemente el decoro del empleo y afecte el prestigio de la Institución y fundamentalmente no atentar y defender contras las vías de hecho o riesgo inminente, la vida, la libertad y la propiedad de las personas, conforme lo establecido en el artículo 30º, incisos a) y c) de la Ley Nº 6.193 del Personal Policial;

Que en dicho sentido, cabe resaltar, que la Corte Suprema de Justicia establece que el sometimiento voluntario a un determinado régimen jurídico, sin reserva expresa, obsta a su ulterior impugnación con base constitucional, pues nadie puede ponerse en contradicción con sus propios actos ejerciendo una conducta incompatible con la anterior, deliberadamente cumplida, jurídicamente relevante y plenamente eficaz (Doctrina “venire contra factum non valet”, CSJN, Fallos, 312:1725;313:1242);

Que en este contexto corresponde aplicar la sanción de destitución por exoneración, normada en el artículo 61 inciso b) de la Ley Nº 6.193, por infracción al artículo 30 incisos a) y c) del mismo plexo normativo, concordante con los artículos 104, 105 y 106 inciso a) del Decreto Nº 1.490/2.014 con el agravante del artículo 140º inciso b) de la mencionada normativa;

Que en ese marco, es del caso destacar que el debido proceso en su concepción amplia consiste en cumplir con las exigencias procedimentales que tenga establecidas el ordenamiento provincial vigente (CSJN, Fallos 310:2485), a su vez, una noción estricta -representada como una parte del procedimiento administrativo- consiste en el derecho que le asiste al interesado a ser oído, ofrecer prueba y a obtener una resolución fundada [Canosa, Armando N. “El debido proceso adjetivo en el procedimiento administrativo”, publicado en “Procedimiento y Proceso Administrativo” Obra colectiva, Juan Carlos Cassagne (Director), Ed. Abeledo PerrotLexis Nexis- UCA, Bs. As. Año 2005, Pág. 49];

Que en autos se comprueba que el agente tuvo oportunidad de realizar su descargo y formular alegatos;

Que consiguientemente y habiendo quedado suficientemente probado la falta que se le imputa al sumariado, la sanción segregativa de destitución por exoneración solicitada, resulta ajustada a derecho;

Que en virtud a lo expuesto y atento el Dictamen Nº 273/2.019 de Fiscalía de Estado corresponde dictar el instrumento legal respectivo disponiendo la destitución por exoneración del Cabo Abel Neri Yugra, de conformidad con lo establecido en el artículo 61 inc. b) de la Ley Nº 6.193 del Personal Policial, por infracción al artículo 30 incisos a) y c) del citado plexo legal, concordante con los artículos 104, 105 y 106 inciso a), con el agravante del artículo 140 inciso b) del Decreto Nº 1.490/2.014 -Reglamentación de la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia de Salta-;

Por ello,

EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE SALTA

DECRETA:

ARTICULO 1º.- Dispónese la destitución por exoneración del Cabo de Policía de la Provincia, Abel Neri Yugra, DNI Nº 31.599.938, Legajo Personal Nº 17.719, de conformidad con lo establecido en el artículo 61 inc. b) de la Ley Nº 6.193 del Personal Policial, por infracción al artículo 30 incisos a) y c) del citado plexo legal, concordante con los artículos 104, 105 y 106 inciso a), con el agravante del artículo 140 inciso b) del Decreto Nº 1.490/2.014 -Reglamentación de la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia de Salta-.

ARTICULO 2º.- El presente decreto será refrendado por el señor Ministro de Seguridad y por el señor Secretario General de la Gobernación.

ARTICULO 3º.- Comuníquese, publíquese en el Boletín Oficial y archívese.



URTUBEY - Oliver - Simón Padrós



 
Firmantes  


Imprimir Imprimir Imprimir
Version Digital
A partir del 1° de enero de 2016, la VERSION DIGITAL tiene validez legal según Ley Nacional N° 25.506 - Ley Provincial N° 7.850 - Disposiciones Boletín Oficial N° 374/15 y 375/15.